Inicio   Nuestro Equipo   ¿Qué Protegemos?   Portafolio PI®   Auditoría PI   Protección en el Extranjero   Contáctenos
 
 
    Español / English
Protegiendo Intangibles

La mayoría de nosotros tenemos o somos parte de un negocio, grande o pequeño, que comercializa productos o presta servicios. Seguramente nos preocupamos de que todo en nuestro negocio esté en orden, que la contabilidad sea llevada de manera clara y correcta, que los procesos, sean cumplidos por todos. Nos preocupamos de la calidad, tanto en el caso de los productos como de los servicios. Trabajamos muy duro para que las cosas que nos destacan y diferencian de la competencia se mantengan perfectamente. Nos preocupamos de que esa forma diferente y creativa de expresar las ideas de nuestro negocio se cumpla a cabalidad para poder mantener el alto estándar de nuestra empresa. Pero, ¿nos hemos preocupado de proteger nuestras marcas, nuestros procesos, esas ideas que se expresaron tan creativamente y que vendieron tanto?

En el Ecuador, en la mayoría de los casos y en especial en las empresas nacionales, desafortunadamente la respuesta es no. No tenemos protegido nada más allá de un nombre comercial, o una que otra marca. Lo que sí tenemos es la idea errónea de creer que a pesar de tener un buen negocio, con buenas ideas, nadie va a poder aprovecharse ilícitamente de nuestro esfuerzo creativo. No queremos invertir en cosas que pensamos “nunca van a suceder”, o que consideramos no tendrán mayor consecuencia.

Sin embargo, todas esas marcas, expresiones, procesos de los que hablamos, forman parte de los intangibles de nuestro negocio, de lo que se conoce como “propiedad intelectual”. Estamos acostumbrados a tener debidamente protegidos todo lo que podemos tocar: las máquinas, los edificios, las computadoras; pero los intangibles, que en el mundo actual son los activos de mayor valor en una empresa, los tenemos totalmente a la deriva, confiando en la suerte.

¿Por qué proteger los intangibles de su negocio?

Es muy común oír hoy en día que grandes empresas se disputan en las cortes aspectos de la propiedad intelectual de sus negocios. En ocasiones porque una empresa se siente perjudicada al ver que la competencia lanza al mercado un producto de aspecto muy similar al suyo. O porque un negocio tuvo acceso a la base de datos de la competencia. También vemos que los artistas se disputan la propiedad intelectual de sus obras. Si estas grandes empresas no tuvieran protegidos sus intangibles, en vano sería buscar justicia en las cortes. Es necesario proteger la propiedad intelectual de los negocios. No es en vano que la legislación de nuestro país y de la gran mayoría de países del mundo posee una ley destinada a precautelar la propiedad intelectual.

En el caso de nuestro ordenamiento jurídico, tenemos normas de la Comunidad Andina y una ley de propiedad intelectual local que nos permite proteger marcas, nombres comerciales, patentes, secretos comerciales, obras, obtenciones vegetales, y todo cuanto provenga de nuestro intelecto y cumpla con los requisitos legales. Los trámites, necesarios para proteger nuestros intangibles son sencillos y de bajo costo, siempre que busquemos la necesaria asesoría legal especializada.

Si nos preparamos para un eventual robo de mercadería, para una posible inundación, o para el caso poco probable de un incendio, ¿por qué no prepararnos adecuadamente para un eventual “robo” de nuestra propiedad intelectual? Ciertamente bajo un análisis de costo-beneficio, vale la pena tener a nuestros intangibles protegidos, o nuestro negocio puede ser uno más de los muchos que terminan por perder esos intangibles que en un principio los llevaron al éxito.

 
 
 
 





 
 

 

 
 
 
 

consultas@aba-pi.com / Ave. Francisco de Orellana Edificio Blue Towers - Marriott Courtyard
Piso 12, oficinas 1205 - 1206 Guayaquil, Ecuador / (5934) 2631444 / 2630872

 
twitter Facebook